jueves, 22 de junio de 2017

Graphics #16

   Si algo me gusta del mundo del cómic, es la cantidad de géneros y tipos que existen. Tenemos un poco de todo, para todos los gustos, para todos los formatos y bolsillos, y es difícil no encontrar algo que te satisfaga. Hoy os traigo al blog una pequeña ración de cómics de lo más variado. Un poco de superhéroes con el premiado primer volumen de La Visión de Tom King y Gabriel Hernández. Un compendio de historias medievales indie desarrollado en una edición limitada por Termita Press. Un poco de thriller y terror psicológico de la mano de Joe Hill y Gabriel Rodriguez con el primer Omnibus de la famosa y fascinante Locke & Key. Y para rematar, un poco de BD francés de la mano de Enrique Corominas con una fabulosa adaptación de El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde. Let´s go!

La Visión: Visiones del futuro
Tom King | Gabriel Hernández Walta | Jordie Bellaire
Panini Comics
Rústica | 144 páginas | 13,50€
5 / 5



   Si hay un cómic de Marvel que llevo con ganas de leer desde el año anterior ha sido el de La Visión de Tom King, una de las publicaciones imprescindibles del año pasado según los expertos comiqueros. Y con razón. El autor coge al sintozoide y le otorga una familia. de la que desconocemos su origen. en plena mudanza a un suburbio norteamericano, concretamente al barrio residencial de Arlington, en Virginia. El objetivo de La Visión es crear una familia robótica que aparente ser humana, algo por lo que se esforzarán todos cada día. Mientras él se va a ayudar a los Vengadores a salvar al mundo, sus dos hijos acudirán al instituto y su esposa Virginia esperara en casa, a la búsqueda de un trabajo. Todo se complicará tras los perturbadores sucesos ocurridos una noche. Un relato costumbrista que se aleja de la visión superheroica que todos tenemos de los cómics del sello Marvel.


   Una delicia de cómic para cualquier lector. Tom King juega en el guion con las voces de un narrador que dirige la trama, una voz omnisciente de la que conocemos su origen al final del tomo. Este es el gancho para ponerse de inmediato con el segundo y último volumen. La historia se nutre de temas como el racismo, las relaciones matrimoniales, la dificultad de la adolescencia o cual es la esencia de la humanidad. Violencia, mentiras, locura y rechazo se dan la mano durante todo un relato magnifico, repleto de ritmo y gancho. El dibujo de Gabriel Hernández Walta es magistral, con viñetas cuadradas y alguna splash-page alucinante. Sencillo, pero hace vivir a los personajes en las viñetas con muy buenos recursos visuales. Añadir el color de Jordie Bellaire, fabuloso. Este crea una atmósfera única, una belleza en perfecta sintonía con guion y dibujo. Seguro que pronto cae en mis garras el segundo y último tomo de esta miniserie.

Medievo, Medievo
VV.AA
Termita Press
Rústica | 104 páginas | 10€
4 / 5



   Artistas, dibujantes, diseñadores. El panorama para el dibujante de cómic no es nada fácil. Por suerte, existen varias formas de darse a conocer y dar el salto a poder publicar. Eventos como el GRAF, el salón del cómic, webcómics y los conocidos fanzines o prozines. Publicaciones habitualmente propias que irrumpen en el mercado con temáticas diversas sin un gran grupo editorial detrás. Todo sirve como escaparate para conocer a nuevos artistas. En el último GRAF (punto de encuentro para el cómic de autor y la edición independiente) de Barcelona el pequeño sello editorial independiente Termita Press puso a la venta una antología de relatos ambientados en el medievo por varios artistas. Una edición limitada de 150 ejemplares acompañados por un ex libris precioso de Borja González.

   Un volumen que atrae ya solo por su espectacular portada. Varios artistas como Marina Vidal, Fran Collado, Manel Vilchez, Anabel Colazo, Ferro, Miquel Muerto y Javi Castro se dan la mano para completar todo este volumen. Como en todo conjunto heterogéneo de historias, unas gustan más que otras, pero tengo que decir que estoy más que encantado con el regusto final. Mi favorita sin ninguna duda ha sido Ars Chimica, una historia preciosa y muy bien dibujada. Si algo une a todos los autores es cierta línea de estilo. Tirando más hacia el cartoon, con ciertos retazos humorísticos y un gusto por la aventura rápida, por el sketch. Aventura ligera, humor medieval y un dibujo precioso. Paginas e historietas para pasar un buen rato. Quizás no todos han conseguido empaparse de la época o alguna historia se queda corta, pero sigue teniendo un nivel de excepción. Tenemos mucho talento joven nacional y espero que se sigan haciendo proyectos tan bonitos como este. Ya no sé puede conseguir, pero el menda lerenda se va a tirar a comprar las tres entregas de Pulpovisión del grupo Termita Press más pronto que tarde.

Locke & Key Omnibus 1
Joe Hill | Gabriel Rodríguez
Panini Cómics
Cartoné | 488 páginas | 40€
5 / 5



   ¿No os pasa eso de no parar de escuchar la recomendación de una serie / libro / película o cómic y que tardéis todavía más en poneros con él por si acaso? Porque a mi constantemente, y cada vez más. Y Locke & Key es uno de esos grandes pendientes que llevaba tiempo esperándome tras tanta recomendación. Spoiler Alert: es todavía mejor de lo que pensaba. Galardonada con los premios Eisner en 2011 y el British Fantasy Award en 2009, este primer ómnibus recopila las tres primeras miniseries en un volumen de lujo. La historia de Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez nos embarca en Nueva Inglaterra, en Lovecraft y la Casa de las Llaves. Una mansión misteriosa plagada de secretos, puertas y llaves que abren todo tipo de prodigios. Allí se trasladará la familia Locke tras sufrir un terrible incidente en sus vidas. Se mudarán para restablecerse y curar las heridas, para intentar recuperarse de tal mazazo. La aventura comenzará cuando los más jóvenes de la familia descubrirán un mundo mágico regido por una serie de llaves que les otorgan poderes. Pero no todo puede ser bueno, un siniestro eco del pasado regresa en busca de esas llaves y pone a la familia en constante peligro.


   Locke & Key es una obra de terror psicológico plagada de fantasía que habla sobre el ser humano. La madurez, la búsqueda de los demás, el miedo a lo desconocido, como afrontar una desgracia o lo ciego nos volvemos a la magia algunos adultos. A lo largo de los volúmenes iremos conociendo a los protagonistas y el funcionamiento de la mansión, a la vez que se enfrentan a situaciones sobrenaturales. Se nota que Joe Hill tiene la trama bien hilada y pensada, no hay detalle que no tenga perdida a posteriori. El ritmo es alucinante y cada arco argumental se nota construido con argucia. El desarrollo tanto de la trama como de los personajes es continuo, interesante, intenso y plagado de clímax. Debemos agregarle el alucinante y personal dibujo de Gabriel Rodríguez. Sin un exceso de detalles, claro, vivo y de estilo cartoon. Rodríguez nos transporta a esa lúgubre mansión llena de oscuridad, secretos y recovecos. Tanto los diseños de los personajes, de las llaves y de todo el universo de Locke & Key me parecen absolutamente brillantes y la pura perfección para acompañar a la historia. Las ganas de leer el segundo Omnibus son tremendas.

Dorian Gray
Enrique Corominas
Diábolo Ediciones
Cartoné | 90 páginas | 23,95€
5 / 5



   El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde es un clásico de la literatura universal que ha tenido multitud de adaptaciones a diferentes formatos. En este caso Corominas, tratando de ser lo más fiel posible, nos regala una novela gráfica que te absorbe por completo y te embarca de pleno en su historia. El relato trata sobre un artista, Basil Hallward, que queda totalmente impresionado por la belleza de un joven llamado Dorian, y de cómo éste se deja llevar por las influencias algo hedonistas a las que le somete Lord Henry, un amigo del pintor. Basil le ha pintado un cuadro a Dorian y cuando Lord Henry le comenta a este que su belleza no perdurará en el tiempo, el joven se da cuenta de que el desea vivir siempre como ha sido retratado en el cuadro. Hace un juramento en el que es el propio cuadro quién envejece y no él. Así se entrega a una espiral de hedonismo y decadencia, escándalos y vicios, conservando siempre su juvenil apariencia mientras el cuadro se va degradando.


   Palpamos con el pasar de las páginas un cambio psicológico profundo en los personajes, y sobre todo, notable en la figura de Dorian. Es el propio Dorian quién en forma de monologo nos va narrando como ha llegado a la situación actual. Una reescritura del mito de Fausto que aprovecha el tema de búsqueda de la eterna juventud como fondo para criticar la sociedad hipócrita de la época. Es la crónica de como la corrupción termina aniquilando a uno mismo por dentro. El deleite visual al que nos manda Corominas es abrumador. Personajes perfectamente estilizados a la época dandy victoriana, una atmósfera inmersiva y unas imágenes cautivadoras. A través del color el autor va remarcando el cambio de nuestro protagonista. Una vivaz paleta de colores se va volviendo taciturna y oscura con el paso de las páginas. Una adaptación maravillosa de la obra de Wilde que me alegro mucho de tener firmada en mi colección.

Y vosotros ¿Qué habeís leído este mes?

martes, 20 de junio de 2017

Reseña - Luna: Luna de lobos

Luna: Luna de lobos
Ian McDonald (Trad. de José Heisenberg)
Ediciones B | Nova
Rústica | 396 páginas | 19€



   ¿Cómo sería vivir en la luna? Peligroso, ese es el primer adjetivo que se me viene a la cabeza. Y más tras leer la segunda entrega de la Luna de Ian McDonald. La segunda parte de la trilogía Luna vuelve a la carga con sus intrigas políticas, acción desbordante, ambientes sofocantes y un escenario que gana enteros por momentos. La Luna sigue siendo un lugar con mil formas de matarte, y en la que cada vez es más difícil sobrevivir, como reza el blurb de la portada. McDonald plantea una segunda parte de trilogía donde sitúa nuevas piezas en el intenso juego político de la Luna, para llevarnos hasta un tercer acto que de nuevo nos deja con ganas de más. Dieciocho meses después de los terribles acontecimientos del final de Luna: Luna nueva, el lector se sumerge de lleno en el juego de las alianzas y traiciones desde la primera página de la novela.

   Un Dragón ha sido destruido. Ahora solo cuatro corporaciones familiares amansan sus riquezas en la Luna, pero estas han de repartirse de nuevo. Esto no es nada fácil, y algunas rivalidades y guerras internas surgirán en la Luna. Los supervivientes de Corta Hélio se han dispersado. Algunos están bajo la protección de los poderosos Asamoah, otros son pupilos en Mackenzie Metals y el ultimo heredero nombrado de Corta Hélio, está en paradero desconocido. Así conoceremos como sobreviven los Corta más jóvenes de la familia en la Luna después de lo sucedido, y veremos cómo los Corta intentan recuperar su imperio perdido por cualquier medio posible. La guerra está a punto de alcanzar su cenit en la Luna.

Arte de la portada Luna: New Moon (Tor Books)

 Ian descentraliza su relato de la familia Corta y lo extiende con las voces de algunos de los otros Dragones. Los Mackenzie, Asamoh, Sun y Vorontsov serán visto desde un punto de vista más interno y personal. Una narración aún más coral que nos hace ver de cerca los conflictos que se cuecen en la Luna. Cada familia tiene sus formas de actuar, sus enemigos, sus facciones e intereses. Cada una presentará sus estrategias y jugadas para sacar el máximo beneficio posible, sin importar las consecuencias. Este punto ha hecho que la lectura sea diferente que la primera parte, aunque por el contrario, he sentido bastante lejanía con los nuevos puntos de vista. Era difícil conectar con ellos y ninguna voz me resultaba tan potente como la de los protagonistas de la familia Corta que ya conocemos. Digamos que mientras los Corta me interesan, los otros son simples marionetas en el juego político lunar.

   El punto fuerte de la trilogía de McDonald sigue siendo su escenario, al cual le saca todo el jugo posible. Pese a ello, el factor sorpresa ya está arruinado y la sensación de sorpresa es menor. Como ya la conocemos de sobra, se ahorra de pleno ahondar en detalles para narrarnos unas escenas de acción bastante más impactantes que en el primer volumen. Explosiones catastróficas, persecuciones por la superficie lunar, bots de asalto o escaladas de vértigo. El mundo se va volviendo más complejo, la tecnología implicada tiene mayor cabida y la sociedad lunar es explotada un poco más. Conocemos un poco más sobre las “manadas”, seguimos descubriendo el gran catálogo de prácticas sexuales que existen en la luna, vemos de cerca el trabajo diario que conlleva mantener la luna, y si, seguimos teniendo las tartas de Lucansinho. Nada más y nada menos que cuatro hojas enteras sobre tartas para describir la situación en la Luna. Mi fragmento favorito, sin ninguna duda. Ian utiliza todo esto para seguir haciendo de la Luna un ambiente interesante, agobiante, y sobre el que es una maravilla leer.
Arte de la portada Luna: Wolf Moon (Tor Books)

   Mi principal problema con esta segunda parte, y por lo que quizá me ha gustado un poco menos, es que las tramas se desarrollan de una forma demasiado desigual. Algunas de las secundarias enmarañan la trama principal formando un gran lío. Las historias se entrelazan y resurgen de repente, sin saber de dónde viene nada o tras cientos de páginas sin aparecer. Todo se repite demasiado tras el telón. Esta sensación incomoda la he ido arrastrando a lo largo de la lectura, aunque en mayor medida en el tercio final. Pese a ello, entiendo que el objetivo de McDonald es dar una visión lo más completa posible de lo que acontece en la peligrosa Luna, en detrimento de focalizarse en ciertos personajes. Además, el cliffhanger final digamos que no ha sido tan potente. Sí que deja líneas sin cerrar o preguntas por contestar, pero no me ha parecido tan fuerte como en el primero. Aun así, las ganas de continuar con este juego de alianzas, traiciones y luchas a degüello en la Luna son bastante grandes. La guerra ha empezado y ya no hay vuelta atrás.
La Luna y todas las posibilidades que tiene
La visión global de la situación lunar
La facilidad de McDonald para introducir y explicar conceptos
Volver a vivir ese juego de alianzas y traiciones

Enmarañamiento de tramas
Cliffhanger final poco potente

La vuelta a la Luna ha sido interesante, divertida, pero quizás la he disfrutado un poco menos que su primera entrega. Seguimos teniendo juegos políticos, alianzas y traiciones, estrategias inmediatas o para el futuro. A primera vista es genial que McDonald amplié la situación de la Luna al punto de vista de todos los Dragones, pero esto ha hecho que ninguno de los nuevos protagonistas me deje huella. No hay tiempo para conocerlos mejor, y que ciertamente me implique con ellos. Tampoco creo que lo pretenda. Los Corta siguen mandando en mi corazón.

¡Muchas gracias a Nova por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:

miércoles, 14 de junio de 2017

Resumen de series, películas y anime #27 - Mayo

   Bienvenidos un mes mas a mi resumen de series, películas y anime que he visto durante el último mes. Aunque bueno, voy un poco más tarde de lo habitual este mes. Mayo ha sido un mes en que no he visto gran cosa, todo sea dicho. Aparte de seguir con mi revisionado diario de Friends, de series solo he visto la magnifica segunda temporada de nuestra cancelada Sense8. En cuanto a películas han sido cuatro. El clásico adolescente Todo en un día de John Hughes, la fantastica Múltiple de Shyamalan, la adaptación del manga Blame! en Netflix y la obra de culto de la animación Paprika del fallecido Satoshi Kon. Por último un anime, aunque en realidad me he visto las dos temporadas seguidas. Se trata de Shokugeki no Soma, el anime de cocina épico que más fama ha cobrado últimamente. Let´s go!

Sense8
Temporada 2
Netflix
11 capítulos | 60 minutos
9,5 / 10



   Me duele hablar ahora mismo sobre Sense8 tras su cancelación (no te lo perdonaré jamás, Netflix). Y es que para mí la segunda temporada ha sido incluso mejor que la primera. Pocas series me enganchan de esta forma tan alucinante. Pocas series tratan tantos temas e incluyen tantos colectivos como esta. Es una serie costosa, es comprensible, y debe ser rentable. Pero no la pueden dejar así, sin final. Netflix, te rogamos por un especial de dos horas al menos para cerrar todo al menos. Y ahora, pasemos a la segunda temporada. Dos largos años después, los queridos sensates de Netflix han vuelto, aunque ya tuvimos un anticipo en navidad. En esta segunda temporada la serie pega un vuelco total, expandiendo toda la mitología presentada en la primera tanda. La sensates ya son una comunión. Tras la curva de aprendizaje de sus personajes en la primera temporada, su potencial como grupo es cada vez mayor. Otros clanes aparecen y nuevas amenazas aparte de Mr. Whispers se ciernen sobre ellos. La temporada va a más con cada episodio, hasta llevarnos a un clímax final adrenalínico.

   Todos los temas universales son tocados dentro de esta serie de ciencia ficción. Eso sí, sin perder nunca su sello personal y estético. El proceso de hacer Sense8 es laborioso, con miles de kilómetros de viajes y horas de rodaje. Aunque eso se nota en el resultado final, ya que los actores hacen comunión. Basta seguirlos por las redes sociales o con vídeos tras las cámaras. La estética de videoclip, la música tan bien escogida y las escenas que nos levantan de la silla siguen estando totalmente presentes. El color, el caos y los grandes paisajes están de vuelta para inundar nuestras retinas. Todo lo que nos enamoró en la primera temporada vuelve a estar presente. Quizás incluso en mayor medida. La base de Sense8 continúa siendo el mensaje de comunión y libertad que transmite. La raza humana es mejor junta que separada. No todo va a ser acción y avanzar en la trama. Las pausas, los momentos de reflexión y los excesos sexuales son marca de la casa. Netflix escucha nuestras plegarias, necesitamos más Sense8. Más extenso en Time Just.
Todo en un día
John Hughes
1986
Paramount Pictures | 104 Minutos
6 / 10



   Ya sabéis que llevo un tiempo con una lista de clásicos tras mis espaldas. Y bueno, las que quedan aún son muchas. En esta ocasión le ha tocado a una de esas comedias adolescentes que se hicieron famosas para toda una generación. Todo en un día nos cuenta la historia de Ferris, un joven de 17 años que se hace el enfermo para disfrutar de unas vacaciones anticipadas. Para ello prepara un minucioso plan. Poder hacer todo lo que normalmente no puede hacer en un solo día. Así se embarcará junto a su mejor amigo y su novia en una aventura de lo más loca. Una comedia de los ochenta 100%. Ágil, simpática, con cierta inocencia y un sinfín de gags. Agradable de ver, tiene algunos momentos que son pura historia icónica del cine.

   ¿Recordáis la escena post-créditos de Deadpool? Por si no lo sabíais, aquí tiene su origen, justo al final de la película. ¿Os suena una escena de una cabalgata popular al ritmo de Twist & Shout de los Beatles? Aquí la tenéis. Y es que Todo en un día me ha sorprendido por la cantidad de momentos que había visto alguna vez en forma de homenaje y que desconocía. La película funciona como un retrato de las inquietudes adolescentes, de los pequeños problemas y de las insatisfacciones familiares. Pero todo con un tono muy rebajado. Los personajes son inocentes, comandado por el golfo de Bueller que siempre se sale con la suya. Y no hay más. Prácticamente el guion es vivir ese día en su vida, esa serie de aventuras unidas con un pequeño clímax final. Película para pasar una tarde simpática.

Múltiple
M. Night Shyamalan
2016
Universal | 116 Minutos
7,5 / 10



   Ya desde el tráiler de Múltiple tenía toda mi atención. Es más, pase de ir al cine solo para poder disfrutar de McAvoy en versión original. El resultado final ha sido bueno, aunque algo peor de lo que esperaba. Shyamalan nos cuenta la historia de Kevin, un hombre con 23 personalidades diferentes. Este acude a la Dra. Fletcher, su psiquiatra de confianza, de forma semanal. Pero algo le ocurre a Kevin, una nueva personalidad esta por emerger y dominar a todas. Como tal se ve obligado a raptar a tres jóvenes adolescentes. Kevin luchará por sobrevivir contra todas sus personalidades. La nueva obra de Shyamalan tenía todos los componentes para triunfar por todo lo alto, pero pierde su sentido con ciertos bajones de guion que echan por tierra una gran película. Subtramas sin interés particular o actuaciones secundarias un tanto malas que te sacan de la película. Eso sí, un glorioso McAvoy sustenta todo el peso de la película en una interpretación brillante que se carga todo lo demás, además de ese glorioso final.

   Y es que mi sensación hasta alcanzar los 80 minutos de la cinta era bastante decepcionante. El suspense con toques de terror está bastante bien conseguido mientras estamos en el hábitat de Kevin, pero sus salidas con la doctora me distraían por completo. El interés estaba dentro de ese refugio. Todo cambia en el tramo final, y ese último giro que eleva la película a otros niveles. El juego entre McAvoy y Anya Taylor Joy es brillante, lleno de tensión, ahí todo funciona bien. El thriller de secuestros se transforma en un drama sobre traumas del pasado que delimitan como nos comportamos en el futuro. Los cuartos subterráneos y oscuros reflejan muy bien los recovecos de la mente de Kevin y su conflicto.  El terror se va colando hacia algo sobrenatural, hacia el origen de la violencia del ser humano y sus emociones. Finalmente descubrimos que Múltiple no es lo que parece. Es una película encerrada en otra. Pero eso sería destriparos el glorioso final, y nunca me lo perdonaría.

Blame!
Hiroyuki Seshita
2017
Polygon Pictures | Netflix | 106 minutos
7/10



   Dirigida por Hiroyuki Seshita y con guion del propio Nihei, la película trata de condensar la historia de los diez tomos recopilatorios de los que consta el manga original. Una historia distópica de genero cyberpunk que se enmarcaría dentro de la demografía seinen. El ser humano está en vías de extinción en pro de una tecnología hostil. La ciudad es una maraña de niveles metálicos y laberinticos conectados donde apenas quedan humanos. Unos seres de silicio se dedican a cazarlos para terminar con ellos. Para sobrevivir, los humanos tienen que hacer salidas con trajes especiales para conseguir comida y que su pueblo no muera de hambre. En una salida no programada por un grupo de jóvenes, se encontrarán con Killy, un aventurero bastante callado que se proclama en búsqueda de humanos que tenga genes puros que le permitan acceder a la Red y controlarla.

   Una narrativa lineal y directa nos va llevando por una trama que se toma su tiempo en desarrollarse. Usa a sus personajes como simples marionetas por los que no sientes ningún apego. Los personajes nos sirven para movernos por los raíles de la trama sin desatar grandes misterios en sí mismos, salvo Killy. Lo mejor es cuando la acción se precipita y la tensión se acumula en el ambiente. Los cambios bruscos de ritmo parecen ser la marca de Nihei. Los combates no son numerosos durante los 106 minutos de duración, pero son bastante impresionantes en algunos planos. Tras terminar de verla te deja la impresión de que su final es anti climático, o que al menos hay cosas detrás que nos han dejado ocultas y sin contar. Si habéis visto Sidonia no Kishi en alguna ocasión, sabréis que el estilo de animación de Polygon Pictures trata de combinar tecnología 3D con un clásico dibujo en 2D. La adaptación de Blame! ha supuesto una película entretenida de ciencia ficción cyberpunk que hará las delicias de cualquier seguidor o amante del género. Más extenso en El peso del aire.

Paprika
Satoshi Kon
2006
Madhouse | 90 minutos
9/10



   Satoshi Kon es uno de esos creadores nipones sobre los que se ha construido un templo y que siempre salen en cualquier top. Inculto de mí, nunca me acerque ni a su figura ni su por desgracia escueta obra, dado su prematuro fallecimiento. Tras una entrada en Otakus Treintañeras destinada exclusivamente a él, me dije a mi mismo que debía ponerle remedio. Así llegue a Paprika, la película animada por Studios Madhouse en 2006 basada en la novela homónima de Yasutaka Tsutsui de 1993. El argumento gira entorno a Atsuko Chiba, una científica de un futuro próximo que ha creado un método de terapia revolucionario. El método consiste en introducirse en la mente de los pacientes para tratar sus ansiedades, viendo en detalle sus sueños. Pero tres prototipos experimentales han sido robados y no tienen las restricciones de seguridad pertinentes, por lo cual el usuario puede ver los sueños y explorar pensamientos inconscientes de las personas conectadas. La doctora Chiba, convertida en su versión onírica llamada Paprika, encabezara una investigación para encontrar al causante del robo y descubrir sus verdaderas intenciones.

   Tanto la premisa como las ideas que desarrolla son una genialidad. Olvídate de los clichés, de lo previsible. Paprika es un cumulo de cosas inesperadas con una representación excelsa del mundo de los sueños. El viaje onírico a la mente, los sueños y las pesadillas son el grueso de la película, llevadas de una forma tan surrealista como extraordinaria. Un guion firme y que no deja cuestiones importantes al aire, de tono adulto, donde el espectador se ve bombardeado por una serie de imágenes totalmente sorprendentes. Es verdad que cierta historia secundaria de amor chirría un poco o que querríamos saber más sobre Paprika, pero son detalles menores dentro del film. La animación es portentosa, de colores vivos, jugando muy bien las transiciones entre realidad y sueño. Madhouse como siempre brinda un trabajo de calidad. Al igual que la música de Susumu Hirasawa, a base de sintetizador, que pegan absolutamente bien a la película. Una pequeña obra de arte de este genio que se fue demasiado pronto.
Shougeki no souma
Temporada 1 y 2
J.C.Staff
24 y 13 episodios | 20 minutos
8 / 10



   Shokugeki no Soma es la adaptación del manga del mismo nombre escrito por Yuuto Tsukuda con las ilustraciones de Saeki Shun y la colaboración de Yuki Morisaki. Animada por el estudio J.C.Staff y dirigida por Yoshitomo Yonetani tenemos hasta el momento dos temporadas y tres arcos argumentales. En él se nos cuenta la historia de Yukihira Soma y su sueño de trabajar como cocinero en el restaurante de su padre. Pero sobre todo, sus ansias de superarle y vencerlo en un duelo de cocina. Un día su padre Jouichirou decide cerrar el restaurante familiar para irse a trabajar a Europa, pero le plantea un reto a su hijo. Acudir a la Academia Culinaria Totsuki y sobrevivir a ello. Totsuki es la escuela de cocina más dura del mundo, y solo un 10% de sus asistentes logra graduarse ¿Podrá el atrevido Soma sobrevivir al infierno de Totsuki?

 Shokugeki no Soma es un anime de un ritmo aplastante plagado de comedia, suspense, drama y acción. Mezclar un shonen con un anime culinario es una apuesta excelente, que funciona muy bien. Su mayor virtud es ofrecer una historia entretenida y emocionante sobre superación personal. Creo que el elemento que hace sobresalir a Shokugeki no Soma sobre el resto de animes culinarios son sus personajes. Estos son interesantes, tienen historias personales diferentes y hacen evolucionar a Soma en todo momento. En términos de animación la calidad es bastante alta. Fluida, colorida, con platos realmente tan apetecibles que a veces daba ganas de atravesar la pantalla. Al igual que la OST, más que correcta y reconocible. Me quedo esperando más aventuras en la academia Totsuki.

Y vosotros, ¿que habeís visto últimamente?

jueves, 8 de junio de 2017

Reseña - Transcrepuscular

Transcrepuscular
Emilio Bueso
Ediciones Gigamesh
Tapa dura | 280 páginas | 32€/42€




   Limaco, buccino, nautilus o tardigrado. Puede que ninguna de estas palabras os suene. O que creáis que me las estoy inventando para llamar la atención de vuestra mente nada más comenzar la reseña. Pero no, existen, son reales, y todos son animales invertebrados. Buena gala de ello hace Emilio Bueso en su nueva novela Transcrepuscular. Con esta primera entrega de la trilogía Los ojos bizcos del sol se inaugura el sello NOVUM de Ediciones Gigamesh. Dicho sello nos traerá obras originales de autores nacionales con un formato de lujo, como bien atesora esta primera obra que tendrá tres ediciones (Gold, plata, y un futuro ómnibus) y una portada que te quita el hipo verla. Aunque en realidad son tres, dependiendo del bichejo que te toque. Una apuesta fuerte por el género nacional. Una primera jugada arriesgada, extraña, peculiar y un tanto alocada de la que no podréis despegaros ni por asomo un momento.

   Transcrepuscular es un libro de aventuras. En él se nos presenta el Alguacil, un eunuco educado en un templo guerrero que ha sido retirado para custodiar una Ciudad secundaria. Una noche los caracoles del Gobernador comienzan a bramar como nunca antes. Se ha producido un robo. Tras una persecución infructuosa del ladrón a lomos de su libélula gigante, un consejo delibera que tanto la Regidora, el Astrologo y el Alguacil han sido los perpetradores de la antigua reliquia. Creen que ellos lo han robado para venderla en el mercado negro. Huyendo a escondidas, los tres se embarcarán en toda una aventura que los conducirá por las situaciones y lugares más inhóspitos de todo el planeta para recuperar la reliquia y su posición en la ciudad.

Imagen encontrada en la Libelulapedia

   Una road movie plagada de una imaginativa épica y demencial. A través de capítulos cortos que apenas llegan a las cinco o seis hojas, Bueso nos va desgranando este mundo tan peculiar, llamativo y desconcertante que nos atrapa desde su comienzo. La prosa es directa y reflexiva a la vez, con una terminología profusa en artrópodos para el que no sea experto en la materia. Nada que un diccionario no pueda solucionar. El autor trae de vuelta el popular subgénero de la fantasía científica de los ochenta denominado Sword& Planet. Esto quiere decir aventuras que rondan tanto la ciencia ficción como la fantasía en otros planetas, y que suelen tener a terrícolas como protagonistas. Ejemplos de este sería la serie de Barsoom de Edgar Rice Burroughs o El Ciclo de Tschai de Jack Vance. Bueso añade a la mezcla un toque biopunk, subgénero del cyberpunk, donde los individuos suelen estar modificados o perfeccionados genéticamente. Todo cobra por momentos un aire a cualquier capítulo de Rick & Morty en uno de esos extraños planetas que visitan, o a cualquier entrega de la Planet express en Futurama.

   Transcrepuscular es una novela con muchas capas de lectura, todas y cada una de ellas igual de satisfactorias para el lector. Puede verse como una sencilla aventura plagada de una imaginación apabullante. También puede verse como una ida de olla monumental. O podemos profundizar en sus letras y ver toda la denuncia social que rezuman sus páginas. La individualidad del ser humano en su visión etnocentrista del mundo. La crítica a las diferentes estructuras sociales, adoctrinamientos y nichos de pensamiento que se asocian como colectivos cerrados e invariables. Culturas que permanecen cerradas en sus tradiciones más allá de lo que pueda ser razonable, invariables a cualquier creencia fuera de la suya. Un reflejo de un futuro remoto donde parecemos estar más involucionados que nunca. Bueso reflexiona sobre la evolución humana, sobre las antiguas preguntas de la creación (¿Qué somos? ¿De dónde venimos?) y hacia donde avanzamos.

Imagen de Andrés (bolantak)

   Si algo llama la atención durante la lectura es la imaginativa que vuelca el autor sobre su mundo y personajes. Desde las diferentes modificaciones corporales que causan toda una serie de simbiontes artrópodos, los peculiares insectos gigantes que sirven como transporte, la fauna invertebrada que rodea toda la novela o las diferentes doctrinas que vamos descubriendo con el paso de las páginas. Animistas, Astrólogos, Alguaciles, Exploradores. En este planeta se han perdido los nombres tales como tenían los Antiguos, se ha perdido la individualidad en busca de una comunión, de una globalización, de una red de pensamiento. Unos Antiguos que poco a poco nos recuerdan a nosotros y no nos hacen más que especular sobre ello durante toda la lectura. Al final, la novela es toda una aventura que nos deja con la boca abierta y las ganas de su continuación. Sobre todo tras dos últimas hojas que lo vuelcan todo. Desde aquí hago un llamamiento particularmente grande, para que veamos Antisolar más pronto que tarde.

La imaginativa que despliega Emilio Bueso
Lectura adictiva, aventuras sin parar
La crítica velada que rezuma cada página
Diferente a casi todo lo que hayas leído
Las dos pedazo ediciones

No tener todavía Antisolar
El tiempo que vas a pasar buscando en el diccionario y sintiéndote inculto

Emilio Bueso estrena la colección NOVUM de Ediciones Gigamesh por todo lo alto con una road movie de mastodónticas proporciones imaginativas. El lector se sumergirá en una aventura sin parangón, tan adictiva que no la podrá soltar ni un minuto. La primera entrega de Los ojos bizcos del sol nos presenta a un puñado de personajes peculiares en un planeta tan interesante como desconcertante. Aunque no hay que quedarse solo en la capa aventurera. Transcrepuscular es mucho más. Hay que escarbar. Pero también hay que pasárselo bien y hacer saltar la pirotecnia imaginativa a toda potencia por tu mente.

¡Muchas gracias a Emilio y Ed.Gigamesh por el ejemplar de prensa!

Otras reseñas de interés:

lunes, 5 de junio de 2017

Reseña - Wylding Hall (La Mansión)

Wylding Hall (La Mansión)
Elizabeth Hand (Trad. de Óscar Mariscal)
Editorial Almuzara | Colección Poe
Rústica | 192 páginas | 17,95€




   La música y lo sobrenatural se han unido más de una vez, y no es de extrañar. Melodías que afloran nuestros sentimientos, notas que tocan nuestros sentidos, sonidos que perforan nuestra forma de actuar. La música es una magia ancestral que lo cambia todo, desde un estado de ánimo hasta la forma de ver una escena del día a día. Nacido a mediados de los años setenta en Estados Unidos y Reino Unido, el folk rock fusiono elementos de la música folk tradicional con toques de blues y rock. Todo un nuevo género musical. Algunos de sus máximos exponentes y creadores son leyendas como Bob Dylan o The Byrds, Simon &Garfunkel o Nick Drake. Todos hemos escuchado alguna historia de hermanamiento y encierro en un extraño paraje de alguna banda musical o excéntricos creadores. Una burbuja creativa que llaman. Un foco de inspiración y concentración. Las canciones tienen una historia detrás, una inspiración, y que mejor que una gran mansión para ello. Totalmente inspirada por todos estos elementos, Elizabeth Hand escribió esta novella.

   Hace 20 años los miembros de la banda de folk rock Windhollow Faire se recluyeron durante todo un verano por petición de su manager Tom en una residencia de la campiña inglesa. Alejados de todo, el grupo se concentra para superar la misteriosa muerte de su antigua cantante principal y pareja del compositor principal, Julian Blake. Pero en esa extraña casa solariega no todo será lo que parece. Antes de terminar el verano uno de sus miembros desaparecerá y no volverá a ser visto. En la actualidad los miembros del grupo; además de una psíquica, una periodista, un fotógrafo y su manager, se reúnen con un joven documentalista para contar su versión de lo acontecido aquel verano.

Imagen de la cubierta original (Open Road Integrated)

   Galardonada con el premio Shirley Jackson 2015 a mejor novella, la obra de Elizabeth Hand combina el rock con un ambiente gótico en una especie de documental sobre los sucesos acontecidos que me ha terminado decepcionando a su conclusión. A través de nuestros protagonistas vamos viviendo diversas versiones de los hechos cual monólogos interiores en el que debemos dilucidar lo que queremos tomar como cierto y sacar nuestras propias conclusiones. Más que dar respuesta a los interrogantes sobrenaturales que plantea en sus inicios, la novella trata de retratar las vivencias de estos jóvenes durante su encierro y como vivieron la desaparición misteriosa de uno de sus miembros. Pero nada más, y eso es lo que me decepciona. Solo tenemos adultos desgastados echando la mirada hacia atrás, hacia un extraño suceso que aconteció en la casa Wylding Hall. Un recuento de eventos poco confiable que no paran de preguntarse como sucedió exactamente, pero que nunca reciben respuesta ni dan pie a ello.

   Hand retrata el nacimiento del rock folk británico de los años 70 y añade los elementos de costumbres paganas, casas embrujadas y magia arcana. La casa solariega posee el suficiente misterio para crear una atmósfera extraña que hace plausible los eventos más raros. La diferente gama de narradores va dándonos pequeñas piezas sobre este rompecabezas, y aunque particularmente creo que están muy bien escritos, algunas voces se sienten algo similares. Sin embargo, tienen la suficiente fuerza para sentirse auténticos. La sensación de malestar ambiental va in crescendo según van pasando los testimonios, y nos vamos acercando hacia el momento clave de la historia. Creo que ese es realmente su objetivo, además de hacer vivir ese maravilloso periodo musical con referencias reales. Pero para mí no es suficiente. Necesito un premio final, algo a lo que agarrarme para poder elucubrar una respuesta, aunque comprendo que los eventos sobrenaturales suceden y rara vez tienen su explicación.

Imagen encontrada en The lineup

   La mansión Wylding Hall se gusta para una adaptación a la gran pantalla en forma de docu-reality, que están tan de moda. Al igual que la última temporada de American Horror Story (Roanoke), podríamos observar los testimonios directos del suceso frente a la cámara junto con su dramatización posterior. La atmósfera nebulosa va imprimiéndose en nuestra mente. Bibliotecas ocultas, pájaros muertos, una muchacha que aparece repentinamente o extrañas tumbas funerarias en medio del bosque. La ambientación gótica que rodea a toda la historia está bastante presente, convirtiendo a la casa en un personaje más. Los miembros de la banda se van dibujando poco a poco. Algunos como Lesley nos recuerda a una joven Stevie Nicks, el joven Julian Blake dramatiza el talento compositor de Nick Drake, o Tom Haring nos recuerda al típico manager que siempre busca algo nuevo como Giorgio Gomelsky. Al igual que la música. La banda sonora suena de excepción en nuestra mente, pese a que nunca ha sido grabada. La forma de describir la música de Elizabeth es realmente evocadora, aunque da rabia saber que nunca vamos a escucharla. Cuidado con poner un pie en Wylding hall.

La estructura de docu-reality
La voz de los protagonistas
La sensación creciente de extrañeza
El ambiente musical de los 70 en Reino Unido

Nunca obtenemos una respuesta ni teoría de lo sucedido

Elizabeth Hand firma una novella atrevida e interesante en su forma. El formato de documental le da un toque especial que otra forma de narrar no habría conseguido. Con ello nos va dando pistas contradictorias sobre lo que pudo suceder, pero nunca llega a esclarecer nada ni deja opción a elaborar alguna teoría. Todo queda al libre albedrío del lector. Hand escribe de maravilla y sabe plasmar bastante bien las voces de sus protagonistas, pese a la dificultad de hacerlo en dicho formato. Una propuesta atractiva repleta de ritmo musical que me ha terminado decepcionando en su conclusión.

¡Muchas gracias a la Editorial Almuzara por el ejemplar!